EL MUNDO - La factoría de los iconos

01-06-2014
Published in Press
Read 386 times

Vagando con rumbo incierto por las calles de Dublín, al más puro estilo Leopold Bloom, uno llega sin querer hasta el mural erigido en el nombre de su creador, James Joyce, en los callejones ruinosos y sombríos de Temple Bar. 

More in this category:
Rate this item
(0 votes)